lunes, 23 de mayo de 2011

El Grand Slam le quedó chico

Maureen Catherine Connolly, tenista estadounidense, nació el 17 de septiembre de 1934 y falleció el 21 de junio de 1969. Se destacó por ser la primera mujer en ganar los cuatro Grand Slams en 1953, entre los que se encuentra Roland Garros, que se está disputando actualmente.

Connolly comenzó a jugar al tenis a los 10 años en San Diego, California, lugar en donde nació. Su primer entrenador fue Wilbur Folsom, que la convirtió en una jugadora con una tremenda precisión y un fuertísimo revés. A los 14 años, Maureen había ganado 56 partidos consecutivos y se consagró como la mujer más joven en obtener el campeonato nacional de Estados Unidos para chicas de 18 años.

En 1952, Connolly conquistó Wimbledon. En ese año fue su único título. A la temporada siguiente, contrató al capitán del seleccionado australiano de Copa Davis, Harry Hopman, para que fuera su entrenador. Así en 1953, Connolly ,con 19 años, ganó los cuatro Grand Slams, Roland Garros, Australia, Wimbledon (Inglaterra) y Us Open (Estados Unidos) y se transformó en la primer mujer en adjudicarse El Grand Slam ya que el primero fue Don Bugde en 1938.

En 1954, Connolly trinfó nuevamente en Wimbledon y Roland Garros, pero no pudo retener su título en Australia. El 20 de junio de ese año sufrió un accidente con un camión mientras andaba con su caballo y este le aplastó su pierna derecha. Así acabó su carrera deportiva a los 19 años.

En junio de 1955, Connolly se casó con Norman Brinker, miembro del Comité Olímpico de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos 1956. Tuvieron dos hijas, ella permaneció involucrada en el tenis, en calidad de corresponsal de Estados Unidos. En Texas, Connolly y su marido fundaron el "Maureen Connolly Brinker" para promover el tenis júnior.

Reconocimientos

· En Estados Unidos, fue nombrada la deportista femenina del año tres veces consecutivas (1951-52-53).

· Connolly fue incluida en el Salón Internacional de Tenis de la Fama en 1969 y el Deportivo Internacional de la Mujer del Salón de la Fama en 1987.

· En 1956, Connolly fue admitida también por el Salón de la fama de San Diego de los Campeones.

· Brinker Elementary School en Plano, Texas, fue nombrado en honor de Connolly. La escuela fue fundada el 20 de noviembre de 1988.

· Connolly fue interpretada por Glynnis O'Connor en Little Mo, una película hecha para la televisión y se estrenó el 5 de septiembre de 1978.

En 1966, a Connolly le diagnosticaron cáncer de estómago y murió el 21 de junio de 1969, a los 34 años, en Dallas, Texas.

Facundo Gionto

miércoles, 18 de mayo de 2011

A 35 años de la muerte de Roberto “Batata”

El 14 de mayo se cumplió el aniversario número 35 de la muerte de Roberto Monteiro, más conocido como Roberto “Batata”, un jugador de fútbol brasileño, delantero, que disputó la Copa Libertadores 1976 y su equipo, Cruzeiro, la ganó venciendo en la final a River Plate.

Monteiro nació el 24 de julio de 1949 en Belo Horizonte y falleció allí el 14 de mayo de 1976. Su carrera como futbolista comenzó en América MG, pero en 1971 fue descubierto por João Crispim, quien llevó a “Batata”, a Cruzeiro, donde Tostao, ídolo del club y DT, quedó sorprendido con él y fue contratado por el club.

Ya en la institución carioca, Roberto “Batata” consiguió cinco títulos locales (1969, 72, 73, 74 y 75) y disputó la Copa Libertadores 1976 hasta las semifinales , ya que falleció dos días después de haber jugado el partido contra Alianza Lima, en Perú. Paradójicamente, dos meses y medio después de su desaparición física, Cruzeiro venció a River en la final del torneo en un partido de desempate jugado en Santiago, Chile.

El delantero brasileño fue convocado a la selección de su país, donde jugó la Copa América 1975 y convirtió 3 goles. Debutó el 31 de junio de 1975 contra Venezuela y su último encuentro fue el 4 de octubre de ese año y el rival fue Perú.

“Batata” murió el 14 de mayo de 1976 en un choque automovilístico cuando volvía a Belo Horizonte a visitar a su esposa y a su hijo, Leonardo, de once meses. Sus compañeros lo recordaron apenas finalizado el partido final, arrodillándose en la cancha todos juntos y rezaron por él.

En la actual Copa Libertadores 2011, su equipo quedó eliminado en octavos (de final a manos de Once Caldas de Colombia. El equipo ilusionó a los hinchas cariocas ya que goleó 5-0 a Estudiantes de La Plata como local y obtuvo otros resultados abultados en su grupo.

martes, 10 de mayo de 2011

Primera entrega: Marc-Vivien Foé

Marc-Vivien Foé, futbolista camerunés, falleció el 26 de junio del 2003, en pleno campo de juego en el partido que disputaban Camerún y Colombia en la semifinal de la Copa Confederaciones de ese año que se jugó en Francia.

Foé nació el 1 de mayo de 1975 en Knolo, Camerún y murió el 26 de junio del 2003 en Lyon, Francia. En 1991 comenzó su carrera como futbolista en el Canon Yaoundé de la liga de su país; tres años más tarde fue convocado a su selección para jugar el Mundial que se iba a disputar en Estados Unidos, pero su equipo quedó eliminado en primera ronda. En 1995 fue contratado por el Racing Club Lens (RC), donde jugó hasta 1999 y consiguió un campeonato local un año antes de irse. En 1998 estuvo a punto de ser transferido al Manchester United, pero se lesionó y no se concretó la transacción, además por este motivo se perdió el mundial de ese año que se disputaría en Francia. Tras su paso por el club francés, en el 99, fue comprado por el West Ham, pero no tuvo mucha suerte. En el 2002, fue cedido al Machester City, donde jugó hasta que se produjo su deceso.

El día de su muerte

En junio del 2003, se estaba disputando la Copa Confederaciones de la FIFA, en Francia. El 26 de ese mes, se comenzaba a jugar la semifinal de este torneo. Camerún había llegado tras clasificar primero en el grupo B, que lo compartía con Turquía, segundo clasificado, Brasil y Estados Unidos. Colombia, su rival, arribaba a esta instancia tras lograr el segundo puesto del Grupo A, que lo integraban, Francia (1ero), Japón, Nueva Zelanda y el equipo sudamericano.

Iban 72 minutos del encuentro, Camerún ganaba 1-0 desde los 9, con un gol de Ndiefi, cuando Foé cayó solo, desplomado en la mitad de la cancha, inmediatamente Jairo Patiño, jugador colombiano, fue a auxiliarlo y pidió que entraran los médicos, que trataron de reanimarlo allí mismo pero no lo consiguieron y lo trasladaron de urgencia al centro medico del estadio, donde finalmente falleció. El mundo recuerda este momento como “el jugador de los ojos blancos” ya que en el momento en el que se desvaneció sus pupilas se dieron vuelta y sus ojos se pusieron totalmente de ese color. Hay imágenes tomadas por la televisión que retratan ese momento.

Finalmente la autopsia determinó que el camerunés falleció a causa de un ataque cardíaco provocado por un agrandamiento del ventrículo izquierdo (hipertrofia). Además que estudios toxicológicos brindaron un dato importante: no había rastros de algún tipo de droga en su organismo.

Recuerdos

  • Samuel Eto'o, gran amigo de Foé, le dedicó un gol en la final de la Copa del Rey que disputó ese año con el Mallorca.
  • Durante la ceremonia de coronación de la Copa FIFA Confederaciones 2003, el capitán del seleccionado francés, Marc Desailly, posó junto a los integrantes de su equipo campeón, sosteniendo un retrato de Foe.
  • Los hinchas del Manchester City le dejaron flores a su tumba.

Sus clubes tras conocer la noticia

El manager del Manchester City, Kevin Keegan, anunció que desde la fecha de la muerte de Foé ningún jugador utilizará la camiseta número 23 que era la que Marc Vivien usaba. También los clubes franceses RC Lens y Lyon retiraron el número 17 de sus camisetas en honor a él, quien jugó en ambos equipos. Sin embargo éste último volvió a habilitar el número en 2008, para que lo use el también camerunés Jean Makoun, que lo quería llevar en su camiseta en memoria de él y de toda su nación.

video